Reacciones tras la agresión a un menor en un partido de fútbol
Publicado el 20 de febrero de 2024

Administraciones y club desarrollarán diversas medidas para evitar que los hechos se repitan.

La salvaje agresión sufrida por un jugador de 16 años en el campo del Terlenka, a manos de un jugador del club pratense y de alrededor de 10 aficionados, han acabado de disparar la preocupación sobre el aumento de la violencia en el fútbol, un hecho que ya se había detectado y sobre el que se estaba trabajando según declaran fuentes municipales y del club.

Entre las medidas que se llevarán a cabo por parte del club están; la creación de unos supervisores de grada en cada partido , que serán padres de cada equipo, y que tendrán como misión evitar incidentes desde la grada. Por otra parte el club ha enviado un comunicado a los jugadores y familiares para concienciar sobre la violencia en el juego y organizará charlas con los equipos juveniles, que es donde más conflictos se producen, y mossos para evitar que se vuelvan a repetir hechos similares.

En cuanto a las acciones sancionadoras sobre el jugador y los aficionados, el director deportivo del club, Víctor Sandoval es muy claro, «Los hechos son inadmisibles y no tienen justificación, el jugador ha sido sancionado por la federación y lo será por la fiscalía de menores, una vez esta se pronuncie se ha decidirá si hay alguna sanción adicional,uno de los elementos que debemos tener en cuenta es que es la primera vez en los 3 años que lleva en el club que ha provocado algún incidente, que su número de sanciones y de tarjetas es irrelevante y que su trayectoria en su anterior club, la AE Prat, era similar, por otra parte también ha mostrado su profundo arrepentimiento, lo está pasando muy mal y él mismo es consciente de lo injustificable de su actuación, como club vamos a ser inflexibles en contra de la violencia en el fútbol » concluye el técnico.

Sandoval, asegura que han prestado toda su colaboración a los mossos que investigan los hechos pero poco más pueden aportar, porque el recinto municipal es de libre acceso y se realizan multitud de actividades deportivas, sin que tengamos ningún tipo de control sobre el mismo, «es como si el campo de fútbol estuviera en medio de la Plaza Catalunya , podemos conocer a los jugadores y a sus familiares directos, pero poco más » otro de los elementos de preocupación del director deportivo del club es la poca separación entre la grada y el campo, «una simple valla separa el campo de la grada, es un elemento que una persona con movilidad reducida podría superar, no digamos ya un adolescente en su plenitud física «.

Por su parte el Ayuntamiento del Prat también califica los hechos de injustificables, tras mantener una reunión con el club, además asegura que está en estudio un reglamento que sancionará los comportamientos antideportivos en equipamientos municipales.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias 

Hola

Instalar App Web
×