La policía investiga la brutal agresión sufrida por un portero juvenil de parte de jugadores y aficionados del Terlenka
Publicado el 17 de febrero de 2024

Los hechos habrían sucedido en un partido disputado en El pasado 27 de enero entre los juveniles del Terlenka y el Sagrar Cor de Sarrià.

Poco se imaginaba LF portero juvenil del Sagrat Cor de Sarrià, de tan solo 16 años que la celebración del gol de la victoria de su equipo le iba a costar tan cara.

«No hice nada distinto. Acabó el partido, fui al centro del campo, di la mano a los jugadores del otro equipo y estaba yendo al vestuario cuando me pegaron una patada por detrás a la altura de la rodilla. Antes no me había dado cuenta de nada. Me caí al suelo. Y varios me empezaron a pegar patadas por todo el cuerpo. Por instinto me tapé la cabeza con las manos, pero dejé de entender lo que estaba pasando, abrí los ojos y lo veía todo negro. Hasta unos minutos después no pude moverme. Mi entrenador y mis padres vinieron a ayudarme, pero estuvo un rato atontado».

El portero del equipo del Sagrat Cor sufrió una agresión por parte de entre ocho y diez personas, quienes le habrían dado patadas en la cabeza y le rompieron un dedo.

«Tras finalizar el encuentro aficionados jóvenes del equipo local han entrado al campo y han agredido a jugadores del equipo visitante, saliendo mal parado el portero del Sagrat Cor, con varias patadas en la cabeza. Sólo he conseguido apreciar a un jugador del equipo local, L.P., dándole una patada. Posteriormente se ha avisado a las fuerzas públicas»

«Cuando marcaron, mi hijo lo celebró cerrando los puños y escuché que alguien desde la grada le gritaba: ‘No celebres que ahora te parto las piernas’. No le hicimos caso, pero después… Cuando llegué a donde estaba él después de la paliza, estaba temblando, fue horroroso. Podía haber sido una muerte en el campo. Si no se llega a proteger, le parten la cabeza, lo matan», denuncia la madre del guardameta, Patricia

La Federación Catalana de Fútbol impuso tres partidos a puerta cerrada al C.B. Terlenka y ocho encuentros de sanción para el jugador agresor en cuestión. El Sagrat Cor reclamó y subrayó que los Mossos ya actuaron en otro partido del mismo equipo esta temporada.

Las comisarías de los Mossos d’Esquadra, de Sarrià y de El Prat han abierto una investigación conjunta para aclarar lo ocurrido e identificar a los presuntos autores, que en su mayoría serían menores de edad, tras esta agresión producida al término de este partido

«Estamos colaborando con los Mossos y el chaval sancionado no está viniendo a entrenar. Lo que hizo es grave, pero es un crío de 16 años, no lo podemos sentenciar», declara a José Sandoval, directivo del Terlenka, pero la víctima, L.F. no está de acuerdo. «Quien me pegó va a poder jugar antes que yo y, además podrá estar en el partido de vuelta. Después de todo, este mismo año vamos a volver a coincidir en un campo de fútbol. No lo entiendo», señala.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias 

Hola

Instalar App Web
×